sábado, 24 de enero de 2015

SAN JUAN (O LA BIBLIA) EN VERSO


Por caminos distintos, sin conocerse, dos amigos (filólogos clásicos, claro) decidieron traducir la Paráfrasis del Evangelio de san Juan de Nono de Panópolis. Esto sí que es la Biblia en verso, y además en hexámetros dactílicos y tono homerizante (¿habrá aquí huellas de los Himnos Homéricos?). 

Hace dos días estuve hablando con uno de estos amigos, que me enseñó su trabajo y, la verdad, me picó. Así salió esta traducción provisional de los trece primeros versos, hasta la cesura trocaica del trece; se corresponden con los cinco primeros versículos de Juan. 

La versión es provisional y discutible en la traducción de algunos epítetos. Por eso todos los comentarios (o el feedback, que se dice ahora) serán muy bien recibidos. Presento primero mi versión y después el texto de Nono. Luego, una traducción del texto original de Juan, intencionadamente discutible en algunos puntos; bueno, su texto griego también lo incluyo para que se pueda discutir mejor. 


Intemporal, inaccesible, era el Logos en un inefable principio, 
de igual naturaleza que el Padre, Hijo de su misma edad, sin madre, 
y Logos retoño de Dios por sí mismo nacido, luz de luz. 
Del Padre no se distinguía, trono compartiendo en sede infinita; 
y Dios era el Logos de sublime linaje. Este desde un principio 
brillaba, más anciano que el mundo, junto al eterno Dios, 
artesano del mundo; y todo existía por Él, 
lo inanimado y lo animado; y, sin la laboriosa palabra, 
nada nació de lo que hay. También connatural era en Él 
la vida, que a todos interesa, y de los varones de fugaz destino luz 
era la vida que todo cría. En un mundo oscuro 
brillaba por celeste voluntad un esplendor que la tierra llenaba, 
y la oscuridad de él no se apoderó. 


Ἄχρονος ἦν, ἀκίχητος, ἐν ἀρρήτῳ λόγος ἀρχῇ, 
ἰσοφυὴς γενετῆρος ὁμήλικος υἱὸς ἀμήτωρ, 
καὶ λόγος αὐτοφύτοιο θεοῦ γόνος, ἐκ φάεος φῶς• 
πατρὸς ἔην ἀμέριστος, ἀτέρμονι σύνθρονος ἕδρῃ• 
καὶ θεὸς ὑψιγένεθλος ἔην λόγος. οὗτος ἀπ’ ἀρχῆς 
ἀενάῳ συνέλαμπε θεῷ, τεχνήμονι κόσμου, 
πρεσβύτερος κόσμοιο• καὶ ἔπλετο πάντα δι’ αὐτοῦ, 
 ἄπνοα καὶ πνείοντα• καὶ ἐργοπόνου δίχα μύθου 
οὐδὲν ἔφυ, τόπερ ἔσκε• καὶ ἔμφυτος ἦεν ἐν αὐτῷ 
ζωὴ πασιμέλουσα, καὶ ὠκυμόρων φάος ἀνδρῶν 
ζωὴ πάντροφος ἦεν. ἐν ἀχλυόεντι δὲ κόσμῳ 
οὐρανίαις σελάγιζε βολαῖς γαιήοχος αἴγλη, 
καὶ ζόφος οὔ μιν ἔμαρψε. 



En un principio estaba el Verbo y el Verbo estaba ante Dios y Dios era el Verbo. Este estaba en un principio ante Dios. Todo llegó a ser a través de Él, y sin él no surgió nada de lo que ha llegado a ser. En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz en la oscuridad brilla y la oscuridad no la dominó. 


Ἐν ἀρχῇ ἦν ὁ λόγος, καὶ ὁ λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν, καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος. οὗτος ἦν ἐν ἀρχῇ πρὸς τὸν θεόν. πάντα δι’ αὐτοῦ ἐγένετο, καὶ χωρὶς αὐτοῦ ἐγένετο οὐδὲ ἕν. ὃ γέγονεν ἐν αὐτῷ ζωὴ ἦν, καὶ ἡ ζωὴ ἦν τὸ φῶς τῶν ἀνθρώπων· καὶ τὸ φῶς ἐν τῇ σκοτίᾳ φαίνει, καὶ ἡ σκοτία αὐτὸ οὐ κατέλαβεν.



11 comentarios:

davidhdelafuente@gmail.com dijo...

Muchas gracias José, es una traducción muy fiel y lo que dices abre un debate muy interesante. Esta parafrasis evangélica me parece apasionante porque amplifica el texto original y no sólo retóricamente, creo yo. Sin duda hay huellas de los poemas homéricos, sus epítetos y estilo compositivo en toda la obra. Pero más allá de la forma épica, me interesan las referencias de contenido que se deducen del uso formulario de ciertos adjetivos y de un vocabulario teológico y filosófico. Por ejemplo, αὐτοφύτοιο, que tú traduces "por sí mismo nacido", aparece en la poesía oracular y en el neoplatonismo en el sentido de autoengendrado que apuntas. Por un lado parece, pues, que la paráfrasis tiene una intencionalidad exegética en cuanto al uso de tales términos (muchos de ellos presentes acaso en el debate teológico de la época). Pero por otro es muy interesante pensar a qué textos (algunos sin duda perdidos) tuvo acceso el poeta para amplificar otros pasajes menos filosóficos que hablan de las condiciones materiales e históricas de la historia evangélica. En fin, este tema es sin duda "la Biblia en verso" en cuanto a implicaciones literarias, filosóficas y teológicas de todo tipo.

José B. Torres Guerra dijo...

Muchas gracias a ti, David. Es verdad que lo más complicado es, creo, qué hacer con esos epítetos tan curiosos que utiliza Nono, con sentidos tomados de la poesía homérica o modificados para adecuarlos a un contexto teológico. Lo de αὐτοφύτοιο es problemático pero ahí está también ἰσοφυὴς (es lo mismo que homooúsios o eso parece) o ἔμφυτος. Siempre la raíz de phýo y phýsis.

davidhdelafuente@gmail.com dijo...

Sí, está claro que se está metiendo en las cuestiones doctrinales de los concilios de la época, pero con un lenguaje poetizado (me pregunto si en asuntos tan espinosos como los de aquellos concilios y que tanta discusión acarrearon no sería considerado poco ortodoxo utilizar una terminología metafórica que no reflejara exactamente el vocablo acordado por los obispos). Si no recuerdo mal, de hecho, uno de los autores que intentan datar con precisión la paráfrasis aluden a que Nono usa el término Theotokos como epíteto de María (Éfeso 431).

José B. Torres Guerra dijo...

También me llama la atención lo de πασιμέλουσα (pâsi mélousa), creo que no lo había visto nunca como epíteto lexicalizado. Es la denominación de la nave Argo en la Odisea y supongo que ese es el contexto que tenía en la cabeza Nono al usar la expresión. Pero también es verdad lo que decías, ¿cuánta literatura perdida puede haber ahí detrás? Por cierto, ¿sabes si Nono muestra que conoce la poesía cristiana de Gregorio de Nacianzo?

eduardoares dijo...

David y José B., me dejáis "anonadado".
Me quito el cráneo ante la traducción, pero, por poner algún "pero", me parece que "por sí mismo nacido" queda un tanto ambiguo y parece que se puede referir al Logos en lugar de a Dios.
También me parece, aunque apenas afecta al sentido, que ὑψιγένεθλος, "de sublime linaje", es epíteto de θεὸς más que de λόγος.
Y una duda: ¿βολαῖς puede significar también voluntad?
En fin, no sé si tu traducción es muy animante o más bien desanimante, porque te aseguro que he pasado un buen rato pensando la mejor traducción de algunos epítetos y, cuando se me ocurría alguna traducción distinta a la tuya, al final tenía que reconocer que la razón siempre caía de tu lado.
Muchas gracias por compartir esta entrada.

José B. Torres Guerra dijo...

Edu, es cierto que, al no haber casos en castellano, a veces en la traducción hay ambigüedades (por lo de Dios "por sí mismo nacido"). En cuanto a lo del "sublime linaje" creo que tiene más sentido que se re refiera al Lógos-Hijo. ¿Tendría sentido referido a Dios-Padre? Lo que me hace gracia es que ninguno discutís la traducción de lógos por Logos y eso sí que es muy discutible, creo.

La idea general de la entrada es animar la discusión y darle vida a un tema del que quizá no hayan discutido jamás tantas personas de Hispania (¡tres!) en 1500 años, Edu. No voy a hacer la tercera traducción de la Paráfrasis, debe de ser que con estos temas me pico con facilidad; seguiremos hablando. Un abrazo per a tothom.

José B. Torres Guerra dijo...

Edu, perdona si me pongo asqueroso pero es que, con eso de hacer la traducción de los Himnos Homéricos, también debí de coger práctica a la hora de traducir hexámetros.

davidhdelafuente@gmail.com dijo...

Contribuyendo un poco más a nuestro foro "noniano": sí, hay muestras de que Nono leyó los versos de Gregorio y tomó prestado de él sobre todo adjetivos (de hecho es una de las muestras de la temprana recepción de Gregorio). Y en cuanto a lo de ser los primeros hispanos en discutir la Paráfrasis de Nono, voy a quitarnos algo de mérito: el docto bibliotecario de Felipe IV en El Escorial, el valenciano Vicente Mariner, ya se atrevió a traducir a Nono al latín. Pero tres traducciones castellanas hoy día sí que sería algo muy notable. Un reflorecimiento noniano...

José B. Torres Guerra dijo...

David, supongo que, por lo menos, somos los tres primeros hispanos que hablan de esto, a la vez, en este milenio.

eduardoares dijo...

José B., ya se ve que tendré que empezar con los Himnos homéricos...
Lo de Logos sí que me llamó la atención al principio, pero luego me pareció de lo más adecuado y razonable, porque creo que es una traducción mucho más apropiada que Verbo, Palabra... Y además, Logos está aceptado por la RAE.
Por otra parte, creo que en "καὶ θεὸς ὑψιγένεθλος ἔην λόγος", θεὸς no se refiere a Dios-Padre, sino a la divinidad del Logos...

José B. Torres Guerra dijo...

Edu, no, lo de los Himnos Homéricos es un comentario para mí mismo y para un amigo de Canadá. Para ti no creo que tengan demasiado interés; pero sí lo tiene para mí y para este señor, Andrew Faulkner, porque está trabajando sobre la tradición de los Himnos. Para ti tendrá más interés, seguro, lo que dice David sobre Gregorio Nacianceno.